Download E-books Lang Lang PDF

By Lang Lang

«Desde que tengo memoria he tenido una especie de banda sonora en mi cabeza que ha acompañado los momentos más importantes de mi vida. He escuchado estudios y conciertos, sonatas y grandes sinfonías. He escuchado armonías y contrapuntos. He escuchado los angeles acción de l. a. música.» Lang Lang

Nacido en China de padres cuyas carreras musicales se vieron truncadas por l. a. Revolución Cultural, a pesar de su juventud, Lang Lang ha emergido como uno de los grandes pianistas de nuestro tiempo. Un viaje de miles de kilómetros relata l. a. extraordinaria historia de un niño de cinco años con un gran talento para los angeles música que se ve obligado a conciliar los angeles enorme disciplina que exige el estudio del piano –para satisfacer l. a. ambición popular de convertirse en el número y resarcir a su madre y su padre por su enorme sacrificio en aras de su carrera profesional-, con un auténtico sentimiento de amor por los angeles música como aliada en un mundo de juegos. l. a. recompensa al tesón va asomando en l. a. vida del intérprete y, a l. a. edad de doce años gana el premio Chaikoski, su primer gran reconocimiento.

Sin embargo, en su camino hacia l. a. fama internacional, Lang Lang atraviesa episodios dramáticos; debe sobreponerse a los angeles pobreza, a intrigas académicas en el conservatorio de Pekín y, sobre todo, a l. a. compleja relación que tiene con su padre, al que adora y debe todo pero que, a su vez, es capaz de tiranizarlo.

Un viaje de miles de kilómetros, además de una autobiografía es sobre todo un relato del crecimiento own de un niño que alcanza sus sueños y objetivos profesionales gracias al tesón y el amor a los angeles música; es también un relato de conciliación de dos visiones distintas del mundo contemporáneo: Oriente y Occidente. Lang Lang nos ofrece además un recorrido privilegiado por l. a. trastienda de los angeles música clásica profesional donde los ídolos infantiles del joven –los maestros Christoph Eschenbach, Daniel Baremboim, Isaac Stern y Leon Fleisher, entre otros-, con generosidad ejercen el papel de mentores, ofreciéndole valiosos consejos para l. a. vida y el arte.

Lang Lang nació en 1982 en Shenyang (China). Empezó a tomar lecciones de piano a los tres años y a los cinco dio su primer recital. Estudió en el Conservatorio de Pekín y posteriormente se trasladó a Estados Unidos a estudiar en el Instituto Curtis de Filadelfia. Su descubrimiento para el gran público se produjo en 1999 cuando, a los angeles edad de 17 años, tuvo que sustituir en el último momento a un indispuesto André Watts en el competition Gala del Siglo de Ravinia. The Chicago Tribune dijo de él: “el más grande, más excitante talento del piano descubierto en muchos años.” The London occasions añadió: “Puede que estemos ante un auténtico acontecimiento histórico”.Lang Lang ha colaborado con directores que incluyen a Daniel Barenboim, Christoph Eschenbach, James Levine,, Zubin Mehta, Simon Rattle, Wolfgang Sawallisch, Yuri Temirkánov, Michael Tilson Thomas y Franz Welser-Möst. Asimismo ha actuado con las

David Ritz es un escritor musical de gran éxito que ha escrito en colaboración las autobiografías de Ray Charles, Smokey Robinson, Aretha Franklin y B. B. King, entre otros.

Show description

Read or Download Lang Lang PDF

Similar Biography books

Alexander the Great: Journey to the End of the Earth

"Alexander's habit used to be conditioned alongside definite traces -- heroism, braveness, power, superstition, bisexuality, intoxication, cruelty. He bestrode Europe and Asia like a supernatural determine. "In this succinct portrait of Alexander the nice, amazing student and historian Norman Cantor illuminates the non-public existence and armed forces conquests of this such a lot mythical of guys.

All Those Moments: Stories of Heroes, Villains, Replicants, and Blade Runners

He got here to mainstream prominence as a laptop extra human than his creators in Blade Runner, terrified us as a hitchhiker bent on his personal loss of life and the dying of a person who received in his method within the Hitcher, and unforgettably portrayed a lonely king roaming the evening as a wolf and pining for the affection of a hawk in the course of the day in Ladyhawke.

Khomeini's Ghost: The Iranian Revolution and the Rise of Militant Islam

Con Coughlin, the recent York instances bestselling writer of Saddam, returns with Khomeini’s Ghost, the definitive biography of Ayatollah Khomeini and his Islamic revolution. greater than thirty years after Khomeini’s go back to Tehran and the following rebirth of Iran as an Islamic Republic, Khomeini’s Ghost bargains an intimate, richly exact portrait of the fundamentalist chief and architect of Iran’s opposed dating with the West—a guy whose legacy has stimulated heritage and coverage, and should proceed to take action for generations to come back.

Gray Work: Confessions of an American Paramilitary Spy

The 1st ever, first-person tale of America's deepest, paramilitary contractors at paintings round the world-from a guy who played those missions himself and has many years of news to inform. this can be a attention-grabbing tale-and possibly the first-to describe the paintings of yank contractors, males who run hugely risky missions deep within international nations on the point of battle.

Extra resources for Lang Lang

Show sample text content

Debes expresar esas profundas emociones sin miedo ni vergüenza. Es una obra con los angeles que tienes que llegar al fondo de tus entrañas y encontrar tú mismo el significado. Ahora, vuélvela a tocar». l. a. toqué otra vez, en esa ocasión recordando que mi visita a Shenyang period temporal y que, de nuevo, me alejaría del abrazo de mi madre y de l. a. amable enseñanza de los angeles profesora Zhu; aquel pesar parecía guiar mis dedos por el teclado. Cuando alcé l. a. mirada, había lágrimas en los ojos de los angeles profesora Zhu. –Puedes tocar esta pieza –dijo–. Estoy segura de que puedes tocarla. Una semana después, en agosto de 1995, mi padre, el profesor Zhao y yo nos encontrábamos en Sendai, Japón. Esta vez tenía un pasaporte azul y el gobierno me pagaba el viaje. Lo primero que vi en un periódico japonés fue l. a. foto de una joven, de mi edad aproximadamente, de pie ante un piano de cola. –¿Quién es ella? –le pregunté al profesor Zhao. –La mejor estudiante de piano que ha habido jamás en este país. Es una brillante jovencita japonesa. Los medios de comunicación l. a. adoran. Sin duda será los angeles ganadora –contestó flemático. Aquellas palabras me destrozaron. Observé los angeles foto cuidadosamente: sus ojos eran puros y sus manos, delicadas. Me imaginaba aquellos esbeltos dedos volando sobre las teclas. –¿Sabe lo que va a tocar? –pregunté. –No lo sé –dijo mi profesor–. Pero apenas importa. Es l. a. clara favorita. Después, mi padre se inputó de que l. a. segunda favorita period una chica de Ucrania que había obtenido el segundo puesto en el concurso anterior celebrado en Moscú tres años antes. –Tenemos que verlas estudiar a las dos –dijo papá– y analizar su técnica. –Teníamos una semana para llevar a cabo nuestra investigación. Cuando me inputé de dónde estudiaban, me dirigí hacia sus aulas. Las puertas estaban medio abiertas, por lo que puede echar un vistazo para ver cómo movían los dedos y fraseaban los angeles música. Eran magníficas instrumentistas. Las estudié durante largo rato hasta que un periodista de uno de los periódicos que cubría los angeles historia de l. a. niña japonesa llegó y me preguntó qué hacía. Cuando se lo dije, se echó a reír y tomo unas notas para su artículo. Quizá fuese a escribir algo negativo sobre mí, pero no me importaba. Necesitaba escuchar yo mismo a las intérpretes. Así estaría más motivado aún para derrotarlas. El Chaikovski tenía más importancia que cualquier otro concurso en el que hubiese participado. En el lodge en que nos alojábamos ondeaban cuarenta banderas que representaban a todos los países que habían enviado concursantes. Tras l. a. primera ronda, sólo ondeaban veinte. China había enviado a diez concursantes y todos pasamos los angeles primera selección. Sin embargo, los angeles segunda ronda period the most important: los cuarenta participantes se verían reducidos a seis. El niño chino que había obtenido el número uno en las audiciones de grado medio en que yo había quedado en tercer lugar había ido a Japón rebosante de confianza. «Soy el número uno», repetía una y otra vez a todo el que le prestase atención. Pero cuando se publicó l. a. lista de los angeles segunda ronda, su nombre no aparecía en ella.

Rated 4.99 of 5 – based on 40 votes

admin