Download E-books Fidel Castro Ruz: Guerrillero del Tiempo (Primera Parte, Toma I) PDF

By Katiuska Blanco

Spanish language memoirs.

Show description

Read Online or Download Fidel Castro Ruz: Guerrillero del Tiempo (Primera Parte, Toma I) PDF

Similar Biography books

Alexander the Great: Journey to the End of the Earth

"Alexander's habit was once conditioned alongside convinced strains -- heroism, braveness, power, superstition, bisexuality, intoxication, cruelty. He bestrode Europe and Asia like a supernatural determine. "In this succinct portrait of Alexander the nice, extraordinary pupil and historian Norman Cantor illuminates the non-public lifestyles and armed forces conquests of this so much mythical of guys.

All Those Moments: Stories of Heroes, Villains, Replicants, and Blade Runners

He got here to mainstream prominence as a laptop extra human than his creators in Blade Runner, terrified us as a hitchhiker bent on his personal dying and the dying of somebody who bought in his means within the Hitcher, and unforgettably portrayed a lonely king roaming the evening as a wolf and pining for the affection of a hawk through the day in Ladyhawke.

Khomeini's Ghost: The Iranian Revolution and the Rise of Militant Islam

Con Coughlin, the recent York instances bestselling writer of Saddam, returns with Khomeini’s Ghost, the definitive biography of Ayatollah Khomeini and his Islamic revolution. greater than thirty years after Khomeini’s go back to Tehran and the following rebirth of Iran as an Islamic Republic, Khomeini’s Ghost deals an intimate, richly particular portrait of the fundamentalist chief and architect of Iran’s hostile dating with the West—a guy whose legacy has stimulated background and coverage, and may proceed to take action for generations to return.

Gray Work: Confessions of an American Paramilitary Spy

The 1st ever, first-person tale of America's deepest, paramilitary contractors at paintings round the world-from a guy who played those missions himself and has many years of news to inform. it is a interesting tale-and very likely the first-to describe the paintings of yank contractors, males who run hugely risky missions deep inside of overseas nations on the point of struggle.

Extra resources for Fidel Castro Ruz: Guerrillero del Tiempo (Primera Parte, Toma I)

Show sample text content

Y triunfa los angeles Revolución, y no voy a decir que mi madre period socialista ni que mi madre period comunista; tenía sentido de los angeles propiedad, trabajaba en l. a. tienda y en las otras dependencias. Ahora, sí recuerdo que casi al ultimate de los angeles guerra hice una visita a mi casa. Entre dos grandes combates, en un yip, con una pequeña escolta, recorro desde Palma Soriano hasta Birán para hacer una visita; fue como el día 24 o 25, creo que period Nochebuena. Claro, viajo de noche —teníamos que viajar de noche, porque de día los aviones eran dueños del territorio—, y llego allí casi al amanecer, iba contentísimo. los angeles guerra andando detrás, por l. a. Carretera important, y cerca, en Birán, se sentía el estruendo del combate que se estaba librando en Cueto, a Katiuska Blanco Castiñeira / ninety six fidel castro ruz, guerrillero del tiempo unos 12 kilómetros en línea recta. Cuando pasé por Marcané también despatchedí el ruido de los combates, se estaba luchando en muchos lugares. period una tropa del Segundo Frente, de Raúl, por el Norte, tenían cercado Cueto y estaban combatiendo. Entonces una de las cosas que hago después del encuentro usual es ir al naranjal, 12 o 14 hectáreas de naranjos que había allá. Claro, allí se reunió un grupo de vecinos, no muchos, 15 o 20, los que estaban en aquel momento, aunque period peligroso, vinieron a saludarme. Figúrate, ya llevábamos casi 25 meses de guerra en las montañas, ya habíamos ejercido funciones estatales, habíamos hecho Reforma Agraria, leyes de toda clase, habíamos confiscado grandes rebaños de ganado y establecido impuestos a los centrales azucareros del país. Entonces voy a aquel naranjal que recorrí tantos cientos de veces cuando de niño iba a comer naranjas. Después de 25 meses de guerra, casi al triunfo de los angeles Revolución, le digo a los angeles gente: «Pasen, coman naranjas»; ya casi había perdido el sentido de l. a. forma. Mi madre, que recibió a todos muy contenta, protesta y me cube que es incorrecto, que no debo hacer eso, que no está de acuerdo, y me explica su argumento, y concluyo que tenía toda los angeles razón. Creí primero que protestaba porque yo estuviera repartiendo las naranjas, pero ella no lo hacía por eso, sino por el desorden al entrar allí 15 o 20 personas, y empezar a arrancar las naranjas. Ella estaba de acuerdo con repartirlas, pero con orden. Decía que esa period l. a. propiedad, recibí una reKatiuska Blanco Castiñeira / ninety seven fidel castro ruz, guerrillero del tiempo primenda por andar creando desorden. Mi madre tenía un carácter fuerte, sentido de los angeles propiedad; pero, al mismo tiempo, estaba de acuerdo conmigo. Es decir, ella no estaba contra los angeles Revolución. Después, los angeles Revolución empieza a radicalizarse. Sin duda, hubo mucha gente que trató de influir, pero ella no se dejó influir. Cuando nosotros hicimos los angeles primera Ley de Reforma Agraria, los angeles finca de ella period de 60 caballerías, más las 800 que tenía arrendadas. De las eleven seven-hundred hectáreas, a mi madre le quedaron apenas unas four hundred hectáreas, tal como establecía los angeles primera Ley de Reforma Agraria, y aceptó, ni protestó ni se quejó.

Rated 4.35 of 5 – based on 11 votes

admin