Download E-books El enigma del Santo Grial PDF

Una trepidante novela de aventuras, acción e intriga; impregnada de misterio desde l. a. primera hasta los angeles última página.

Año 1367. Los dos hombres más importantes de una clandestina sociedad cátara aparecen torturados y asesinados en los angeles ciudad de Narbona, al sur de Francia. Pertenecen a los angeles hermandad encargada de guardar el Santo Grial desde hace siglos.

Raimond Guibert, jefe militar del papa Urbano V, haciendo un prefer a los angeles mujer que lo adoptara en su infancia, se desplaza hasta Narbona para indagar sobre estas muertes. Mientras lleva a cabo sus pesquisas, conocerá a Joseph Clyment, un miembro de esta secreta sociedad cátara. Este le revelará que desde hace siglos son los responsables de mantener oculto el Santo Grial, que fue guardado por sus predecesores, y necesita encontrar el lugar donde está escondido antes de que lo hagan los que asesinaron a sus líderes, si es que no lo han hecho ya. Raimond aceptará ayudarle al estar convencido de que esta búsqueda le llevará hasta el asesino.

La búsqueda estará llena de pistas que deberán descifrar si quieren encontrar el cáliz de Cristo. Pero también estará llena de peligros.

Show description

Read or Download El enigma del Santo Grial PDF

Similar Adventure books

A Confusion of Princes

Garth Nix, bestselling writer of the Keys to the dominion sequence and Shade’s childrens, combines house opera with a coming-of-age tale in his YA novel A Confusion of Princes. Superhuman. Immortal. Prince in a Galactic Empire. There should be a catch…. Khemri learns the minute he turns into a Prince that princes have to be difficult to kill—for they're continually at risk.

The Last Kingdom (The Saxon Chronicles Series #1)

The 1st installment of Bernard Cornwell’s bestselling sequence chronicling the epic saga of the making of britain, “like video game of Thrones, yet genuine” (The Observer, London)—the foundation for The final nation, the hit BBC the United States tv sequence. this can be the exciting—yet little known—story of the making of britain within the ninth and tenth centuries, the years during which King Alfred the nice, his son and grandson defeated the Danish Vikings who had invaded and occupied 3 of England’s 4 kingdoms.

Stardust

Seize a fallen megastar . . . Tristran thorn promised to convey again a fallen big name. So he units out on a trip to meet the request of his loved, the hauntingly appealing Victoria Forester—and stumbles into the enchanted realm that lies past the wall of his English nation city. wealthy with event and magic, Stardust is considered one of grasp storyteller Neil Gaiman's so much loved stories, and the foundation for the hit motion picture.

Safari Adventure

Hal and Roger Hunt fly directly into the jaws of demise after they subscribe to warden Mark Crosby in Tsavo, an African park the place poaching is gigantic enterprise. And with a gang abandoning a blood-stained path of terror and torture, the warmth is on for the brothers to unravel the string of mysterious murders -- sooner than they too develop into sufferers.

Additional info for El enigma del Santo Grial

Show sample text content

Una vez vestido, sin los angeles túnica blanca identificativa de su shipment para pasar inadvertido, tal como había hecho desde el primer día que llegara a Narbona, se ajustó el cinturón que portaba su espada. En aquella posada residían sus soldados y Camille. Edgard hacía unos días que había regresado a Carcasona para hacerse shipment del buen funcionamiento de l. a. curtiduría. Sintió pena por los que allí se hospedaban junto a él. Todos ellos dormían en l. a. soledad de sus habitaciones, lejos de sus familias, de sus esposas, de sus hijos. Sería duro para ellos. Para Raimond, sin embargo, period los angeles misma vida que llevaba en Aviñón. period reacio a contraer matrimonio, le gustaba l. a. libertad, los angeles soledad. Y tampoco había tenido tiempo para ello durante los siete años que defendió los angeles Cristiandad en el noreste de Europa. Cuando llegó a Aviñón y fueron reclamados sus servicios por el papa, su vida se asentó lo suficiente como para conocer mujeres decentes en busca de un buen marido, pero él siempre había servido a Dios en l. a. soledad, y con ella se sentía seguro, feliz, complacido con una vida que le llenaba de dicha, sin necesidad de una pareja. Salió de los angeles habitación y se dirigió al encuentro de Etienne, con el que siempre quedaba al amanecer. También tuvo tiempo de pensar en los angeles misiva que escribiera en el día anterior al papa Urbano V. A regañadientes había decidido hacerlo para intentar que mediara ante el inquisidor y poder conseguir los angeles potestad para indagar en un caso que a todas luces afrentaba contra l. a. humanidad. Había escrito punto por punto todo lo ocurrido desde que llegara a Narbona, sin dejarse nada en el tintero. Sobre todo había recalcado las torturas que infligieron a Laurent durante varios días hasta hacerle confesar algo que no había cometido. Sabía que el papa pondría los ojos en blanco y que no le agradaría que hubiera tenido aquellos enfrentamientos verbales con el inquisidor common, después de haberle advertido que los evitara. Pero no tenía otra salida, necesitaba su ayuda. Al llegar al piso de abajo, donde se encontraba los angeles taberna, vio que le esperaba Camille de pie, cerca de los angeles puerta que daba a l. a. calle. Etienne todavía no había llegado, se le habrían pegado las sábanas, aunque lo dudaba. period tan buen madrugador como pocos. Lo que le extrañó sobremanera es que se encontrara allí Camille, anoche ya le había informado de todo lo ocurrido en las últimas horas. —Buenos días, Raimond. �Has dormido bien? —preguntó con una franca sonrisa. —Buenos días, Camille. He dormido bien. Sin embargo parece que soy el único. —Las ojeras que mostraba Camille eran demasiado pronunciadas, aunque ya llevaban muchos días instaladas bajo sus ojos. —He decidido marcharme a casa —comunicó apenada—. Aquí no puedo hacer nada por ayudar. Estoy sola, y necesito el cariño de mi hijo Edgard, de mi nuera y de mis nietos, que lo son todo para mí. —La voz se le quebró. —Lo entiendo —contestó Raimond, apoyando su mano sobre el hombro de los angeles que fuese como una madre para él. Camille no podía soportar más aquella devastadora soledad en l. a. que anidaba todos los días.

Rated 4.85 of 5 – based on 24 votes

admin